Diferencias entre KVM, Virtuozzo y OpenVZ

Las plataformas de virtualización pueden variar significativamente de una a otra, incluso si se basan en componentes y tecnologías comunes. KVM, Virtuozzo y OpenVZ son tres de estas plataformas. Aunque cada uno ofrece un enfoque único para la virtualización, todos están relacionados, lo que puede ser confuso para aquellos que no están familiarizados con las plataformas.

El hipervisor KVM de código abierto aloja múltiples máquinas virtuales.

La máquina virtual basada en el kernel es una tecnología de virtualización de código abierto altamente implementada integrada en el kernel de Linux, que convierte a Linux en un hipervisor que puede alojar varias máquinas virtuales. Un sistema operativo invitado se ejecuta en cada VM y permite que la VM funcione como una máquina física. KVM es compatible con varios sistemas operativos invitados, como Linux, Solaris, BSD, Windows y macOS. Los administradores de virtualización pueden ejecutar cualquier combinación de los sistemas operativos invitados en el mismo servidor físico, lo que ayuda a utilizar mejor los recursos físicos y proporciona flexibilidad.

KVM implementa cada máquina virtual como un proceso regular de Linux que es administrado por el kernel de Linux. El sistema configura la máquina virtual con recursos virtuales dedicados, como CPU, memoria, adaptadores y unidades, y la máquina virtual puede usar cualquier almacenamiento que sea compatible con Linux, incluidos los conectados directamente y los conectados a la red. KVM también ofrece migraciones en vivo, lo que hace posible mover una máquina virtual en ejecución entre hosts físicos de Linux sin interrumpir los servicios.

Para implementar el módulo KVM, la computadora host debe ejecutar Linux 2.6.20 o posterior y admitir la virtualización de hardware. KVM hereda las características de administración de memoria de Linux del kernel y utiliza Linux con seguridad mejorada, así como también la virtualización segura, para aislar y asegurar las cargas de trabajo de la máquina virtual.

Existe cierta confusión acerca de si KVM es un hipervisor tipo 1 o tipo 2. Un hipervisor tipo 1 se ejecuta directamente en el hardware del sistema, y ​​un hipervisor tipo 2 se ejecuta en el sistema operativo host como cualquier otra aplicación. KVM no encaja perfectamente en ninguna de las categorías debido a cómo el módulo KVM convierte el sistema operativo Linux en una plataforma de hipervisor. Sin embargo, debido a que KVM opera a nivel del kernel, ofrece los mismos beneficios de rendimiento que un hipervisor basado en hardware, independientemente de cómo esté etiquetado.

Virtuozzo proporciona instancias de VM y contenedor

Similar a KVM, la plataforma Virtuozzo proporciona un hipervisor para alojar múltiples máquinas virtuales, cada una con su propio sistema operativo y configuradas con sus propios recursos virtuales. Pero Virtuozzo agrega algo más: una capa de SO que ejecuta aplicaciones en contenedores, independientemente del hipervisor o sus máquinas virtuales.

El hipervisor Virtuozzo proporciona una capa de virtualización basada en hardware que se carga directamente en una plataforma, que sirve como interfaz entre el hardware del servidor y las máquinas virtuales.
El hipervisor Virtuozzo proporciona una capa de virtualización basada en hardware que se carga directamente en una plataforma, que sirve como interfaz entre el hardware del servidor y las máquinas virtuales. Cada VM es un entorno independiente con su propio conjunto de recursos virtuales, que los administradores pueden configurar fácilmente para adaptarse a diferentes cargas de trabajo de aplicaciones.

El hipervisor Virtuozzo es similar a KVM en la mayoría de los aspectos. El hipervisor Virtuozzo se construye sobre KVM, utilizando las mismas tecnologías centrales para soportar cargas de trabajo virtualizadas, lo que hace que el hipervisor Virtuozzo sea 100% compatible con KVM. Virtuozzo agrega más de 200 mejoras al núcleo KVM, lo que lleva a un mejor rendimiento y disponibilidad, al tiempo que proporciona copias de seguridad integradas.

Virtuozzo también ofrece una capa de virtualización del sistema operativo para ejecutar contenedores. Los contenedores están completamente aislados unos de otros, haciéndolos aparecer como servidores físicos. Los contenedores son más fáciles de implementar y mantener que las máquinas virtuales, ya que utilizan mejor los recursos físicos, lo que hace posible admitir más contenedores por host en comparación con las máquinas virtuales. Un inconveniente es que los contenedores están limitados al mismo sistema operativo que el sistema host, lo que significa que solo pueden ejecutar aplicaciones basadas en Linux.

OpenVZ ofrece virtualización basada en contenedores.

OpenVZ es un software de código abierto que agrega virtualización basada en contenedores a Linux. OpenVZ proporciona una tecnología de virtualización a nivel de sistema operativo que permite a los administradores implementar múltiples contenedores de Linux que se ejecutan de forma aislada, sin la sobrecarga de la máquina virtual. Cada contenedor funciona como un servidor independiente, que admite sus propios usuarios, direcciones IP, procesos, aplicaciones y archivos. Al mismo tiempo, los contenedores comparten el mismo kernel subyacente, lo que proporciona una mejor utilización de los recursos.

 

Esta entrada fue publicada en Virtualizacion y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *